Google crea una nueva inteligencia Artificial, mejor que cualquiera que desarrolle un humano.

Contact Us

Google crea una nueva inteligencia Artificial, mejor que cualquiera que desarrolle un humano.

En el 2017 Google decía que comenzaba a trabajar en Inteligencias Artificiales (IA) que fueran cada vez más inteligentes, e inclusive se desarrollarían más que las capacidades humanas. Hoy en día, los ingenieros de Google dicen haber dado un paso esencial con AutoML, ya que tiene potencial para operar sin sesgo humano de por medio y siguiendo un proceso similar a la teoría evolutiva de Charles Darwin.

En un nuevo informe que han mostrado al público los ingenieros de la división Google Brain explican el gran avance que han hecho con AutoML. Sugieren que la podría descubrir automáticamente nuevos algoritmos completamente desconocidos por el ser humano porque básicamente este no intervendría en el proceso de investigación.

Actualmente AutoML es capaz de mejorar las IA existentes y entrenarlas buscando patrones de forma automática para así escoger las que mejor rendimiento tienen. Es una herramienta que cualquiera puede usar. Pero el humano sigue interviniendo en el proceso de refinamiento e introduce datos y caminos a seguir al influir durante el proceso.

En principio, eliminando al humano del proceso la IA tiene “vía libre” para desatar todo su potencial y encontrar mejores soluciones que aquellas que puede encontrar con el sesgo y por lo tanto los límites de los ingenieros humanos.

Según explican en los documentos publicados: “Los componentes diseñados por el hombre sesgan los resultados de búsqueda en favor de algoritmos diseñados por el ser humano, posiblemente reduciendo el potencial de innovación de AutoML”

Esto es lo que los investigadores dicen que pueden cambiar. Y para ello una actualización de AutoML utiliza un nuevo método para buscar y mejorar IAs sin ningún parámetro definido previamente por un humano.

Según indican en ScienceMag, AutoML-Zero (nombre que recibe esta nueva versión) sigue un proceso de selección similar al que proponía Charles Darwin en su Teoría de la Evolución. AutoML-Zero escoge 100 algoritmos candidatos de forma aleatoria y los pone a prueba con tareas relativamente sencillas. Los algoritmos que mejor rendimiento tengan pasan a una siguiente fase donde su código se modifica ligeramente y de forma aleatoria para luego ser puestos a prueba de nuevo. Al mismo tiempo, las variantes que se ha visto que son efectivas se añaden al resto de algoritmos. Y así fase tras fase hasta tener una “población” de algoritmos más variada y con mejores capacidades para solucionar las tareas propuestas.

Es un proceso similar al que siguen los seres vivos, donde sólo sobreviven los mejor adaptados, que reciben esas mejores adaptaciones de mutaciones en generaciones anteriores. La diferencia aquí es que las mutaciones que se demuestra que son de utilidad para la supervivencia no se pueden transmitir directamente a los organismos ya existentes, sino sólo a los descendientes de futuras generaciones.

AutoML-Zero es una prueba de concepto y aún tiene mucho trabajo por delante. Tendremos que ver en los próximos años cómo se desarrolla para ver si efectivamente puede crear inteligencias artificiales por evolución sin intervención humana. No obstante, es un paso interesante y sin duda curioso si tenemos en cuenta cómo utiliza el proceso de mutación para evolucionar las IAs que genera.

Fuente: https://arxiv.org/pdf/2003.03384.pdf

Share this post?

Administración

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *