Mejora el sistema de gestión de calidad de tu empresa.

Contact Us

Mejora el sistema de gestión de calidad de tu empresa.

El Sistema de Gestión de Calidad perfecto no existe, pero todos pueden y precisan ser mejorados a lo largo del tiempo. Cuando se trata de calidad, varios ejemplos en empresas de diferentes segmentos ya mostraron que cualquier descuido puede terminar en resultados desastrosos Además del desperdicio financiero, perjudican la imagen de la empresa y su reputación en el mercado. Buscar la mejora de la calidad de forma regular y consistente es una obligación en cualquier sistema de gestión.

Las organizaciones que mejoran constantemente su Sistema de Gestión de Calidad (SGC) Ciertamente operan de manera más eficiente Éstas son capaces de administrar costos con más rigor, optimizar procesos e implementar nuevas prácticas con rapidez, además de tener clientes más satisfechos. Las mejoras pueden ser aplicadas de varias maneras, desde capacitar y motivar a la fuerza de trabajo, hasta simplificar y automatizar procesos de negocio. En este blog te mostramos ciertas recomendaciones que te ayudarán a optimizar y elevar la productividad del SGC en tu empresa.

Establecer estrategias pensando en la satisfacción del cliente:

Al definir estrategias y objetivos del SGC, muchas empresas se preocupan sólo con la calidad, pero no tanto con la satisfacción del cliente. Los sistemas de gestión basados en la ISO 9001, deben ser implementados buscando atender las expectativas de los clientes y también mantenerlos satisfechos, ya que al final, sin clientes ninguna empresa sobrevive. Ofrecer un buen producto/servicio no es suficiente. Es preciso garantizar que toda la experiencia del cliente sea positiva, para eso, los colaboradores precisan estar motivados y preparados, ofreciendo una buena atención y solucionando problemas de forma efectiva.

Maximizar la eficacia de los procesos de tu empresa.

Los procesos efectivos son esenciales para garantizar la eficiencia operacional Los mismos promueven la transparencia y contribuyen positivamente para mantener, al mismo tiempo, a funcionarios, clientes y accionistas satisfechos. Al abordar procesos de negocio, muchas empresas se enfocan sólo en los resultados No monitorizan su eficacia a lo largo del tiempo. Un sistema de calidad automatizado provee visibilidad sobre todos los detalles del proceso. Es posible realizar análisis sobre cómo las tareas están siendo ejecutadas o lo que está causando cuello de botella.

Facilita el acceso a la información documentada.

La documentación es uno de los principales medios para que un SGC demuestre los resultados de los procesos. Ésta también evidencia y comprueba la conformidad, especialmente para los auditores. Administrar esta documentación manualmente a través del uso compartido de red, planillas, e mails o aún papel además es una práctica común, sin embargo, dificulta el control y hace que el proceso sea más lento y propenso a errores. Con un repositorio para centralizar toda la documentación, es posible consolidar los esfuerzos para definir, aprobar y compartir procedimientos operacionales, políticas de calidad, entre otros.

Reduce costos a través del mantenimiento preventivo.

El mantenimiento preventivo de los equipamientos es fundamental para evitar paradas indeseadas, sin embargo, muchas veces es descuidada. La reparación de equipamientos averiados resulta en grandes costos. Las empresas precisan implementar un plan de mantenimiento que contemple la sustitución de los componentes desgastados Eso eleva la posibilidad de que el equipamiento opere con el mayor grado de disponibilidad posible. Ese es un factor crítico para la mejora de la calidad, en términos de costos, esa práctica ahorrará mucho dinero a largo plazo.

Promueve la mejora a través de programas de auditoría.

La auditoría interna es una herramienta de gran potencial para el contexto de mejora, ella ayuda a evaluar la calidad y eficacia de los procesos, sistemas y personal empleado por la empresa. Para garantizar que la calidad sea mantenida en toda la empresa, la práctica de las auditorías internas debe ser continua. Al realizar auditorías de forma esporádica, no todos los beneficios de la herramienta pueden ser aprovechados. A través de auditorías de calidad, las organizaciones pueden planificar, evaluar y mejorar controles y procedimientos de garantía de calidad. Cuando las auditorías pasan a formar parte de la rutina, las organizaciones pueden alcanzar, sustentar y mejorar sus estándares de calidad. Todo eso resulta en clientes más satisfechos.

Acelera y simplifica el tratamiento de las no conformidades.

No siempre el cliente recibe productos y servicios de acuerdo con lo esperado La satisfacción del cliente no depende solamente de atender sus expectativas, sino también de la forma en que la empresa se posiciona cuando esas expectativas no sean atendidas. La no conformidad es un elemento importante para el éxito de un SGC Sin embargo, es grande el número de empresas con dificultades en usarlas en beneficio propio.

Supera el desafío del desarrollo de talentos.

La calidad de las entregas está directamente relacionada a la participación y al nivel de motivación de los colaboradores. Aquellos desmotivados, sin la formación adecuada o con entrenamiento precario, pueden ser los responsables por productos y servicios de mala calidad. Es preciso invertir en el entrenamiento adecuado desde el momento en que el nuevo colaborador es contratado, así es posible evitar errores caros y garantizar que las tareas sean ejecutadas correctamente la primera vez.

Concentrarse en el portafolio de riesgo total.

Muchos de los elementos de la Gestión de Calidad están relacionados a la reducción de riesgo Auditorías, procedimientos, No conformidades e Indicadores, todos reducen el riesgo, aunque no siempre sea evidente. Frecuentemente estos elementos están desconectados, resultando en un abordaje de riesgos fragmentado. Los controles redundantes perjudican la comprensión del portafolio de riesgos de la organización como un todo. Las organizaciones precisan establecer un proceso único de gestión de riesgos, conectando todos los elementos del SGC.

Ahora que sabes como mejorar la gestión de calidad en tu empresa, conoce también como SoftExpert EQM (Enterprise Quality Management), la solución más completa e innovadora para mejora y automatización de procesos, conformidad reglamentaria y excelencia en la gestión de calidad empresarial.

SoftExpert EQM es la solución más completa para la implementación y simplificación de programas de calidad y conformidad corporativos, a través de procesos de calidad automatizados y altamente interactivos que promueven la alineación con los productos, operaciones y prácticas de negocio específicas de cada organización.

La solución, modular y escalable, integra perfectamente todas las principales iniciativas de calidad, incluyendo mapeo de procesos, información documentada, indicadores de desempeño, control de cambios, no conformidades, y acciones correctivas / preventivas, reclamos de clientes, auditorías, competencias y entrenamientos, riesgos y controles, inspección de entrada y salida, control estadístico de procesos, entre otras.

Share this post?

Administración

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *